La “sobre excitabilidad” en los superdotados

Por Sharon Lind.


Citation: Spanish Translation of previously published article from the SENG Newsletter. 2001, 1(1) 3-6


Traducción al castellano de parte del texto original de Sharon Lind “Overexcitability and the gifted.” Con solo un poco de investigación exhaustiva y grandes dosis de observación realista se ha llegado a la conclusión de que la intensidad, sensibilidad y sobrexcitabilidad (traducción literal de la palabra inglesa “overexcitability”, a la que en siglas nos referiremos en este artículo como OE) son las características más importantes de los superdotados.


Estas observaciones han sido contrastadas con padres y profesores, quienes notan un comportamiento distinto y diferencias inherentes entre los niños superdotados y sus compañeros.


El trabajo de Kazimierz Dabrowski, (1902-1980), nos da un excelente marco con el que entender estas características. Dabrowski, un psiquiatra y psicólogo polaco desarrolló la Teoría de la Desintegración Positiva como respuesta a las teorías psicológicas predominantes de su tiempo.


Él creía que el conflicto y el sufrimiento interior eran necesarios para un desarrollo avanzado – para el movimiento hacia una escala de valores basada en el altruismo – para el movimiento desde el “qué es” hacia el “qué debería ser”. Dabrowski también observaba que no toda la gente se mueve hacia un avanzado nivel de desarrollo pero que una capacidad/inteligencia combinadas con el fenómeno de la sobreexcitabilidad (OE) son un pronóstico de un potencial nivel superior de desarrollo.


Es importante enfatizar que no todos los superdotados tienen OE. Sin embargo, se encuentra mucha más gente con OE en la población superdotada que en la media de la población.


SOBREXCITABILIDADES (OVEREXCITABILITIES)

Las sobrexcitabilidades son intensidades innatas que indican una alta capacidad de respuesta a los estímulos. Se encuentran en un grado superlativo en los sujetos altamente creativos y en los superdotados y se expresan en una mayor sensibilidad, conciencia e intensidad, y representan una notable diferencia en el marco de la vida y la calidad de las experiencias de estos individuos.


Dabrowski identificó cinco áreas de intensidad: Psicomotor, Sensual, Intelectual, Imaginativa, y Emocional. Una persona puede poseer una o más de éstas. “Aquel que manifiesta varias formas de OE, ve la realidad de una manera diferente, más fuerte y desde más puntos de vista” (Dabrowski, 1972, p. 7). Experimentar el mundo de este modo sin igual lleva consigo grandes alegrías y a menudo grandes frustraciones.


Los placeres y la parte positiva de ser sobrexcitable son de enhorabuena. Toda frustración o parte negativa asociada puede ser sobrellevada positivamente y usada para ayudar al crecimiento del niño.


A continuación se describen las cinco OEs. Después de cada descripción de cada una de ellas, se muestran varios ejemplos de estrategias que representan una fracción de las posibles soluciones a los problemas que pueden concernir a los individuos con OE o aquellos que tienen que trabajar o vivir con ellos.


Esto puede servir como un trampolín para el debate acerca de estrategias adicionales o intervenciones que pueden ayudar a mejorar la vida de la gente sobreexcitable.


1. OE PSICOMOTORA

La OE psicomotora es una elevada excitabilidad del sistema neuromuscular. Esta intensidad psicomotor incluye una “capacidad para ser activo y enérgico” (Piechowski, 1991, p. 287), amar el movimiento per sé, derroche de energía mostrada por habla rápida, ávido entusiasmo, actividad física intensa y necesidad de acción (Dabrowski & Piechowski, 1977; Piechowski, 1979, 1991). Cuando se sienten emocionalmente tensos, puede que hablen compulsivamente, actúen impulsivamente, se comporten mal y sobreactúen, muestren hábitos nerviosos, se sobre-esfuercen (tendiendo hacia ser “maniacos” del trabajo), se vuelvan convulsivamente organizados o muy competitivos.


Obtienen una gran satisfacción de su ilimitado entusiasmo (y actividad) físico y verbal, pero otros pueden ver esto como cargante. En casa y en el colegio, estos niños parece que no pueden estarse quietos. Hablan constantemente. Los adultos y sus compañeros les entran ganas de decirles ¡siéntate de una vez y cállate!. El niño con OE psicomotor corre el peligro de ser mal diagnosticado por un Desorden de Déficit de Atención Hiperactivo (ADHD).


2. OE SENSITIVA

La OE sensitiva se expresa como una experiencia exacerbada de deleite o desagrado a través de los sentidos: la vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído (Dabrowski & Piechowski, 1977; Piechow